ç

Artes y entretenimiento

17 marzo, 2021    /    Larousse Educacion

Compartir

¿Cómo abstraemos con el lenguaje?

Las matemáticas están estrechamente ligadas con el desarrollo de la idea del número.

Y a pesar de que se desconoce su origen, sí se sabe que este proceso sucedió de manera gradual en las primeras comunidades primitivas, permitiendo el conteo de animales en manada para cazar o bien las civilizaciones antiguas que tenían una manera de concebir las cosas. Por ejemplo, los egipcios se basaban en números y símbolos que eran totalmente abstractos para la mente. A su vez, en los pueblos de Mesoamérica el representar objetos con números o incluso el movimiento de los astros era bastante común.

¿Qué es la abstracción?

La abstracción es una cualidad mental que consiste en separar un elemento y tener más detalles sobre éste. La palabra es originaria del latin abstrahere que significa “arrastrar lejos” o “ separar”. Es esencial para el aprendizaje humano, pues todo conocimiento pasa por una serie de conceptos que se desarrollan en el campo de la mente; es decir, que nos da una idea o una sensación sobre el objeto, sin tener que verlo físicamente.

De acuerdo con las matemáticas, la abstracción es un procedimiento intelectual con el que separamos las propiedades de distintos objetos para darle enfoque a uno o a múltiples características habituales. En esta materia hay bastantes conceptos que no podemos ver o que son intangibles, y los llevamos a un plano en nuestra mente donde podemos observarlos para analizarlos. Algunos de ellos son la superficie, la masa, el volumen, la materia, los números, etc…

Los grados de la abstracción

Existen tres grados o niveles de la abstracción según una clasificación tradicional:

  1. El primer grado es el que está enfocado en la “abstracción formal”, la cual permite conocer el objeto móvil y sensible que forma la materia y para captarlo de una manera amplia. En este nivel el intelecto interpreta la esencia del objeto y su materia. Este proceso es el que es estudiado por la física.
  2. El segundo grado se le conoce como la “abstracción material de lo sensible”, es decir, las cantidades o extensiones de la materia que forma el cuerpo. Es un modelo imaginario y necesario para entender la mecánica del objeto. La diferencia de este grado con el primero es que forma conceptos que separan lo material de lo conceptual. A esto se le llama el mundo de la extensión, el cual se resuelve con números, es decir aparecen las matemáticas.
  3. El tercer grado es llamado la “abstracción de toda la materia”. Es aquella que aparta el elemento de lo numérico. En esta categoría llegamos a lo trascendental, espiritual y místico; es decir, al mundo del ser donde las realidades no son materiales. Se puede pensar que esa esencia se aprovecha del componente y de sus cualidades numéricas, a esto se le conoce como metafísica.

¿Cuándo comenzamos a tener pensamiento abstracto?

Los seres humanos tenemos la capacidad de la abstracción desde una temprana edad, a partir de los 11 años; según el pedagogo Jean Piaget, en esta etapa el niño empieza a organizar sus ideas y puede pensar sin depender de un ente. También asegura que se irá desenvolviendo notoriamente hasta alcanzar su fortalecimiento en la juventud. Sabiendo esto podemos decir que hemos pasado por los tres grados de la abstracción y que gracias a esta cualidad, podemos realizar cualquier operación, sea en un cuaderno o mentalmente o con la ayuda de la tecnología, en caso de ser necesaerio.

Te puede interesar

Deja un comentario

NEWSLETTER

Suscríbete y recibe información exclusiva sobre nuestras novedades editoriales, promociones, descuentos y más beneficios.

LogoFooter

Política de privacidad © 2021 Larousse. Todos los derechos reservados