ç

Matemáticas y física

17 marzo, 2021    /    Larousse Educación

Compartir

El ábaco y sus sorprendentes funciones

Sirve para ejecutar operaciones aritméticas simples y algunas más complicadas como las raíces. El funcionamiento del ábaco es sencillo.

Sirve para ejecutar operaciones aritméticas simples y algunas más complicadas como las raíces. El funcionamiento del ábaco es sencillo.

El ábaco es un dispositivo de cálculo que está integrado por bolas de madera, metal o piedras, atravesadas por barras. Sirve para ejecutar operaciones aritméticas simples y algunas más complicadas como las raíces. El funcionamiento del ábaco es sencillo.

Funcionamiento del ábaco

Coloca las bolas de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo, como se muestra en la figura:

Es la calculadora más antigua que se conoce y que se ha mantenido hasta nuestros días. Se cree que su origen pudo haber ocurrido entre el 300 a.C y 500 a.C, y posiblemente haya sido concebido por la necesidad mercantil del conteo. Aunque no se sabe exactamente quién lo creó, el diseño que todos conocemos se le adjudica al filósofo romano Beothius, quien escribió en un libro de geometría brindando el uso de este utensilio.

Tipos de ábacos

Ábaco chino

Existen cuatro tipos de ábacos, el chino o sua pan es un tipo de ábaco revelado por la dinastía Han entre el 206 a.C- 220 d.C, está hecho de bambú, con cuentas toroidales en más de siete hileras, 2 bolitas en cada hilera superior y 5 en la parte inferior, y mide 20cm de largo y su ancho puede variar.

Ábaco japonés

El japonés, por otro lado, es un instrumento de aritmética que se sigue usando en los colegios, las hileras disponen de 1-4 y está creado para niños de todas las edades.

Ábaco ruso

El ruso está hecho de varillas horizontales y goza de una gran aceptación en los niños que comienzan con los cálculos numéricos. Este ábaco tiene 9 cuentas por cada varilla. Las bolitas pueden ser de diferentes colores para distinguir cantidades.

Ábaco maya

El maya “Nepohualtzintzin” está formado por una cuadrícula de varillas y semillas que representaban números. En la parte superior de cada fila tiene tres cuentas cada una de ellas equivale a 5 unidades y 4 bolitas de unidades en la inferior, de este modo su sistema de numeración se basaba en el 20, no como el actual, cuya base es el 10.

Si bien hoy las calculadoras y celulares han ganado terreno en las operaciones del día a día, también es cierto que muchos programas educativos siguen enseñándolo, pues ha sido demostrado que esta herramienta desarrolla las capacidades de razonamiento y abstracción. ¿Tú, todavía mantiene el tuyo en casa?

Te puede interesar

Deja un comentario

NEWSLETTER

Suscríbete y recibe información exclusiva sobre nuestras novedades editoriales, promociones, descuentos y más beneficios.

LogoFooter

Política de privacidad © 2021 Larousse. Todos los derechos reservados