ç

El mundo y el cuerpo

17 marzo, 2021    /    Larousse Educación

Compartir

El paracetamol y otros fármacos creados por error

El paracetamol, también conocido como acetaminofén, es un medicamento con cualidades analgésicas y antipiréticas. Es prescrito para calmar el dolor y la fiebre.

El paracetamol, también conocido como acetaminofén, es un medicamento con cualidades analgésicas y antipiréticas. Es prescrito para calmar el dolor y la fiebre.

Durante los últimos siglos en la medicina se han descubierto importantes fármacos, tales como el paracetamol, la penicilina y muchos otros para combatir infecciones y aliviar malestares como dolores de cabeza y fiebres. Pero ¿quién diría que muchos ni siquiera estuvieron pensados? Aquí te diremos cómo algunos fueron descubiertos. 

Paracetamol 

El paracetamol, también conocido como acetaminofén, es un medicamento con cualidades analgésicas y antipiréticas. Es prescrito para calmar el dolor y la fiebre. En 1873 Harmon Northrop Morse sintetizó esta medicina al disminuir p-nitrofenol en ácido acético. 

Pero… ¡no fue para emplearse con fines médicos! En 1893 equivocadamente unos médicos suministraron acetanilida a dos pacientes que padecían lombrices; desafortunadamente no hubo un cambio en su recuperación, pero la fiebre que presentaban desapareció. Al practicarles estudios de orina, los resultados mostraron que permanecían residuos de fenacetina una vez que se aislaba de ésta. Años más tarde, en 1955, lo autorizaron y comercializaron para tratar dolores menores y fiebres.

Penicilina 

Su descubrimiento es atribuido a Alexander Fleming quien, junto con otros científicos médicos, obtuvo el Nobel de medicina en 1945 por este logro.

La penicilina es un antibiótico de la clase de betalactámicos, empleados en el tratamiento de infecciones provocadas por bacterias sensibles. Alexander Fleming fue un profesor especializado en bacteriología, y en su laboratorio descubrió que en placas con las que había estado experimentando con bacterias de Staphylococcus aureus se había producido un crecimiento de moho alrededor y había un anillo libre de bacterias. Aquel moho desprendió un líquido capaz de inhibir el crecimiento bacteriano, por lo que hizo pruebas con distintos tipos de bacterias y su eficacia. 

Charles Tom identificó al hongo como perteneciente a la especie Penicillium notatum y Fleming lo bautizó con el nombre de penicilina. En la actualidad existen tres tipos de penicilina: penicilinasas (cloxacilina) y amino penicilina (amoxicilina, ampicilina). 

Viagra 

Es un inhibidor de la enzima fosfodiesterasa tipo 5 (que produce vasodilatación) y se usaba al inicio para atender la angina de pecho. No obstante, no fue funcional para para esta dolencia y se consideró dentro de la farmacología como un gran error. Sin embargo, fue muy exitoso cuando se empezó a utilizar para la disfunción eréctil. Seguramente también lo conoces como “la pastillita azul”.

En 1980 Robert Furchgott demuestra la existencia de un potente vasodilatador endógeno sintetizado por el endotelio (tejido que recubre la zona de vasos sanguíneos), este descubrimiento se le denominó factor estimulante derivado del endotelio. Posteriormente estuvieron involucrados otros científicos como Louis Ignarro y Salvador Moncada en las investigaciones sobre un fármaco para la angina de pecho.

En 1991, en uno de los ensayos clínicos llevados a cabo por la farmacéutica P-FIZER, Louis Ignarro desarrolló sildenafil como tratamiento; se les administró a voluntarios sanos, quienes manifestaron efectos secundarios como erección de pene, alteración de la percepción del color y dolor de cabeza. Esto provocó que abandonaran el sildenafil, pero en 1993, en una investigación sobre la disfunción eréctil, se usó nuevamente, y en esta ocasión se probó su eficacia en 21 ensayos independientes. 

En 1998 la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) lo aprobaron como el primer medicamento vía oral para tratar la disfunción eréctil.

Por otra parte, y como ya vimos en el caso de la penicilina, algunas vacunas son descubiertas por error. Posteriormente mediante análisis detallados, se encuentran las causas de sus efectos, como en el famoso caso de la vacuna de Edward Jenner.

Te puede interesar

Deja un comentario

NEWSLETTER

Suscríbete y recibe información exclusiva sobre nuestras novedades editoriales, promociones, descuentos y más beneficios.

LogoFooter

Política de privacidad © 2021 Larousse. Todos los derechos reservados