ç

El mundo y el cuerpo

10 noviembre, 2021    /    Larousse Educación

Compartir

¿Existirá una versión de nosotros en otro mundo?

Una versión de ti podría no estar leyendo esta nota ahora mismo.

¿Existirá una versión de nosotros en otro mundo?

Las series y películas de Marvel nos han mostrado que hay más de un mundo.

¿Tendremos pronto confirmación del “spiderverse”?

Y así como en Loki (2021) o en Spiderman. Into the Spiderverse (2018) la existencia de los multiversos está a la vuelta de la esquina, en el mundo real tampoco es tan disparatada esa idea. Sin embargo, cabe preguntarse: ¿son mundos paralelos? ¿Encontraremos a alguien igual a nosotros? Aquí te lo explicamos.

El multiverso: ¿qué es?

El multiverso es el nombre que se utiliza para definir el grupo de tantos universos existentes, según las probabilidades de realidades relativamente independientes y distintas. La primera referencia que exploró la idea de la existencia de varios universos proviene de la literatura védica del (800 a.C -200 a.C), precisamente del libro Bhagavata-purana escrito por Viasa (Krishna-Dwaipayana), un hinduista antiguo.

De las primeras representaciones de la posibilidad de mundos alternos.

Sin embargo, el término como tal fue acuñado por el filósofo estadounidense William James en 1895. Este concepto se ha usado en cosmología, astronomía, física y, por supuesto, hasta en la ciencia ficción. Los distintos mundos dentro del multiverso son en ocasiones llamados mundos paralelos, universos alternativos, universos cuánticos o líneas del tiempo alternativas.

¿Pero sí es posible que existan?

La teoría ha sido explorada por varios físicos en las últimas décadas, uno de ellos es el canadiense Nima Arkani-Hamed, quien ha intentado sostener su hipótesis a través de la información obtenida de las pruebas con el colisionador de hadrones; sí, el famoso acelerador de partículas que demostró la existencia de la “partícula de Dios”.

Imagen que representa el famoso “bosón de Higgs”.

Estos resultados del colisionador permitieron a Arkani-Hamed, y a otros científicos, crear diferentes teorías sobre la existencia de varios multiversos que conviven con el nuestro. A continuación te mostramos las que más resonancia han tenido entre los físicos:

  • La teoría de universos infinitos: Los universos se expanden de forma infinita en espacio y un tiempo fluido, lo que provoca que se repitan; es decir, que al haber distintos universos diferentes en un plano, se pueden replicar con otros.

  • Teoría de los universos burbuja: Los universos están contenidos dentro de grandes burbujas, que a su vez también se expanden. Como en el mar, las burbujas chocan unas contra otras, provocando que algunos universos mueran y otros nazcan del choque.

  • Universos paralelos: En este caso los mundos coexisten uno encima del otro en líneas paralelas, por lo que nunca se encontrarán.

  • Universos hijos: Es a la que recurre más la ciencia ficción, y es explicable en el mundo de las matemáticas: todas las probabilidades de un suceso ocurren en distintos universos. Es decir, una acción que puede tener dos consecuencias, las tendrán en universos distintos al mismo tiempo. Cada universo es una “copia” de otros.

¿Hay alguna que sea comprobable?

Si te diste cuenta, todas estas siguen siendo hipótesis. Si bien varios científicos se han dado a la tarea de desarrollar experimentos para demostrar su validez o, al menos, recopilar datos que nos ayuden a entender los multiversos, la realidad es que han tenido poco o nulo éxito.

Por ejemplo, la Universidad de Michigan intentó cambiar la fuerza nuclear débil (la encargada de la fusión nuclear en las estrellas) para comprender si representaba algún cambio en los cálculos para que un universo tuviera estrellas o no. Se dieron cuenta de que seguía siendo un experimento hipotético, pues dependía de más factores que sólo el de una de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza.

Otro caso importante fue el del experimento BICEP2, el telescopio diseñado para percibir los rezagos gravitacionales del “Big Bang”. Se pensó que había detectado un brote singular que afirmaba una expansión cósmica. Sin embargo, meses después datos del satélite Planck, demostraron que lo percibido por BICEP2 había sido radiación del polvo de nuestra galaxia.

Aunque la teoría del multiverso es interesante, también es muy difícil de comprobar, y la ciencia bien tardará siglos averiguando cómo funciona y si es posible pasar de uno a otro universo. Sin embargo, resulta atractivo para los campos de la física y la astronomía seguir divagando sobre las posibilidades del humano para traspasar los límites de su universo. Pero mientras esto suceda, dejemos que Loki, Spiderman, Wanda o Dr. Strange nos den una forma de seguir soñando con otras realidades.

Te puede interesar

Deja un comentario

NEWSLETTER

Suscríbete y recibe información exclusiva sobre nuestras novedades editoriales, promociones, descuentos y más beneficios.

LogoFooter

Política de privacidad © 2021 Larousse. Todos los derechos reservados