ç

El mundo y el cuerpo

24 septiembre, 2021    /    Larousse Educación

Compartir

¿Las alergias se pueden contagiar?

¡No te dejes engañar! La sensibilidad alergénica puede heredarse pero no contagiarse.

¿Las alergias se pueden contagiar?

¿Te preocupa que tu alergia pueda ser contagiosa y tus familiares o amigos tengan esos incómodos síntomas? ¡No te preocupes! Las alergias son únicamente un método de defensa que se padecen individualmente. Sin embargo, ¿cómo funcionan?

Lo primero que debes saber es que las alergias las causa el sistema inmunitario, que actúa  de manera exagerada para dar una defensa que combate alguna infección. Esto se debe a reacciones a sustancias que el cuerpo mismo piensa que son nocivas, tales como el polen de las plantas, los ácaros que hay en el polvo doméstico, químicos e incluso hasta comida.

Aunque usualmente nuestros cuerpos toleran este tipo de sustancias, en otros el sistema inmunitario genera una respuesta inadecuada, porque en vez de beneficiar, perjudica a la persona, produciendo una serie de alteraciones inflamatorias en la piel y en las mucosas.

Factores que propician la alergia

Las enfermedades alérgicas son creadas por dos factores: el influyente genético y el ambiente que lo desencadena. Por ejemplo, los antecedentes familiares son importantes porque se ha estimado que si un padre es alérgico, la probabilidad de que el niño pueda padecer una alergia es de 50 %; pero si ambos tienen alergias esta probabilidad sube al 70 %.

Mientras que en los factores ambientales las personas se hacen alérgicas a determinadas sustancias con capacidad, primero, de causar una respuesta inmunológica de hipersensibilidad y posteriormente alergia. Para que existan estas reacciones debes tomar en cuenta los siguientes tipo de alérgenos:

  1. Inhalados: como polen, ácaros y caspa de animales
  2. Alimentos: leche, huevos, frutas, gluten e incluso a pescados y mariscos.
  3. Medicamentos: antibióticos, anestésicos, analgésicos y más…

Todas estas sustancias también pueden desarrollar alguna enfermedad, aunque la más frecuente es la rinitis alérgica. Se dice que actualmente afecta a un 30% de la población de países desarrollados; sus síntomas van desde estornudos, escurrimiento nasal hasta picor en la nariz y congestión nasal. Se sabe que se produce por el polen (árboles, maleza, etc…), epitelio de perro o gato y el polvo doméstico. La segunda enfermedad provocada por las alergias es el asma que, a diferencia del anterior, éste debe tratarse inmediatamente, ya que puede ser crónico o desencadenar una crisis asmática.

En tercer lugar aparece la dermatitis atópica, afecta principalmente a niños en sus primeros años de vida, pero también a jóvenes y adultos. La sequedad cutánea es uno de los síntomas principales. Asimismo, ésta provoca picor intenso y, si se rasca, aparece inflamación en la piel, seguido –subsecuentemente– de descamación.

Si piensas que puedes estar sufriendo alguna alergia, consulta a tu médico y pregúntale sobre qué es lo que podría estar produciéndola. Insistimos, no tienes de qué preocuparte porque no son contagiosas, así que si han existido “contagios” entre tu círculo cercano, lo más probable es que se trate de alguna otra enfermedad infecciosa, por ejemplo cutánea o respiratoria.

Te puede interesar

Deja un comentario

NEWSLETTER

Suscríbete y recibe información exclusiva sobre nuestras novedades editoriales, promociones, descuentos y más beneficios.

LogoFooter

Política de privacidad © 2021 Larousse. Todos los derechos reservados