ç

El mundo y el cuerpo

18 marzo, 2021    /    Larousse Educación

Compartir

Remedios contra el hipo que la ciencia aprueba

Todos hemos intentado muchos de los remedios caseros para quitar el hipo, y probablemente algunos han sido eficaces.

El hipo es la contracción involuntaria de tu diafragma (músculo que separa el pecho del abdomen), causando rápidamente el cierre de la glotis, lo cual provoca una espiración seguida de aire.

¿Y por qué suena como suena? Al contraerse el diafragma las cuerdas vocales se cierran de repente y provoca ese característico sonido.

Todos hemos intentado muchos de los remedios caseros para quitar el hipo, y probablemente algunos han sido eficaces. ¿Pero en verdad se te quitó por el remedio o sólo porque el efecto del hipo concluyó? Aquí te decimos cuáles son avalados por la ciencia.

¿Cómo ocurre el hipo?

Es la contracción involuntaria de tu diafragma (músculo que separa el pecho del abdomen), causando rápidamente el cierre de la glotis, lo cual provoca una espiración seguida de aire. Suele comenzar sin razón aparente, puede durar unos minutos o días, dependiendo del tipo de hipo.

Tipología

¿Y por qué suena como suena? Al contraerse el diafragma las cuerdas vocales se cierran de repente y provoca ese característico sonido. En cuanto a los tipos de hipo que se presentan, están los siguientes:

  • El hipo simple o común: No se sabe a ciencia cierta qué lo provoca, pero algunos especialistas dicen que puede ser por mala respiración o mala digestión.
  • El hipo persistente:  Puede durar 48 horas y podría generar un problema gástrico, sin embargo, no es nada que no pueda tratarse con medicamentos antiácidos.
  • El hipo intratable: Éste el más molesto porque puede durar hasta un mes. Cuando una persona presenta este tipo de hipo es necesario acudir al médico.

Los remedios

Si bien no hay forma de detener el hipo médicamente, hay algunos remedios que, después de probarlos en laboratorio, se ha comprobado que pueden mitigarlo:

  1. Aguantar la respiración: Según algunos estudios, esto aumenta el nivel el dióxido de carbono en la sangre, lo que provoca que no se den espasmos en el diafragma, y como resultado el  hipo desaparece.
  2. Respirar en una bolsa de papel: Al igual que el remedio de arriba, éste ayuda a elevar el dióxido de carbono en la sangre.
  3. Tomar un vaso de agua fría: Así puedes estimular el nervio vago –responsable de controlar las funciones de los sistemas respiratorio, digestivo y de algunos del sistema endocrino– y así desaparecer el hipo. La razón para beber agua fría se debe a que el diafragma puede quedar irritado, y esto ayuda a reducirlo.
  4. Masajes rectales: Éste definitivamente no es un remedio casero, pero en algunos hospitales suelen realizarlo cuando tienen que atender casos de hipo crónico. El método consiste en dar masajes circulares y lentos en el recto con un tubo. Seguramente te preguntas por qué esto funciona, se debe a que el recto cuenta con nervios simpáticos y parasimpáticos que están también conectados con el nervio vago, y su masaje lo relaja. Pero bueno, también el agua fría lo hace…

¿Cuál método has comprobado que sí sirve? ¡Escríbelo en los comentarios!

Te puede interesar

Deja un comentario

NEWSLETTER

Suscríbete y recibe información exclusiva sobre nuestras novedades editoriales, promociones, descuentos y más beneficios.

LogoFooter

Política de privacidad © 2021 Larousse. Todos los derechos reservados