ç

El mundo y el cuerpo

24 noviembre, 2021    /    Larousse Educación

Compartir

¿Sabes por qué las monedas pierden su valor?

Con peras y manzanas (México y Venezuela) aquí te lo explicaremos.

¿Sabes por qué las monedas pierden su valor?

No es ajeno a nosotros la palabra devaluación cuando la pérdida de valor de la moneda de un país sale a flote en noticieros, periódicos o informes gubernamentales. Quizá lo asocies con momentos históricos en países como México durante principios de los años noventa o Venezuela durante la última década. ¿Pero en realidad entiendes qué es la devaluación?

Lo primero que tienes que entender es que la devaluación es una situación financiera que hace referencia a la disminución del valor simbólico de una moneda frente a otras divisas internacionales. Esto quiere decir que la moneda local se debilita frente a una moneda extranjera.

La moneda en sí no tiene un valor en específico. Dicha valoración se la da las riquezas que tiene un país, por lo que la moneda sustituye un valor real, sin valer en sí misma. A esto se llama moneda fiduciaria. El banco central de una nación es quien respalda y da el valor por medio de las reservas que administra.

Sin embargo, los factores que provocan la devaluación de la moneda son varios. Por ejemplo, el aumento en la cantidad del dinero que circula sin hacer crecer las riquezas del país; es decir, que el dinero no puede ser respaldado por las reservas y, por lo tanto, disminuye su valor por una disminución en la exigencia de la moneda local o por un incremento en la demanda de una moneda extranjera. También puede ocurrir por un déficit en el peso comercial, esto ocurre cuando se importa más de lo que se exporta, por la desconfianza en la estabilidad económica de un país, causada por problemas internos de carácter político o social, como endeudamientos o guerras civiles.

Una vez vista la teoría es hora de pasar a la práctica con ejemplos históricos que nos den un panorama sobre la devaluación.

¿Por qué la moneda mexicana se ha devaluado?

El endeudamiento de México proviene desde la Colonia, aunque se tienen pocos datos fieles al respecto. Sin embargo, se sabe que la crisis económica provocada por la Guerra independentista afectó al nuevo país mexicano, dejándolo casi sin ingresos fiscales que, a su vez, conllevó a suspender los pagos de la deuda. Asimismo, la moneda se vio afectada, pues México pasó a ser un territorio en el que no existía la libertad de convertibilidad, con el fin de no depreciar el valor.

A pesar de que los tribunales extranjeros no solían apoyar a los acreedores y desestimaban la persecución a los tenedores de bonos, muchas veces sí se permitió la interferencia militar con el fin de asegurar el pago de la deuda. Por ejemplo, la intervención francesa en México fue producto de esta deuda.

Otra ocasión importante, y que explica la devaluación, fue la transición de los ex presidentes Carlos Salinas y Ernesto Zedillo en 1994, conocida en la historia como “el error de diciembre”. De entre muchas de las causas para que la moneda cayera tan rápidamente se encuentran: 1) la ampliación de las bandas cambiarias del peso, 2) financiación con entradas de valor volátil del déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos y 3) la dolarización de la deuda interna.

Al perder el peso su mayor valor en años, el gobierno mexicano decide devaluar su moneda un 15%, por lo tanto, la inflación aumentaría hasta un 7%, lo que llevó a la alza de precios en los artículos y servicios.

El famoso caso de los 3 ceros

Aunque ya muchos desde 1993 creyeron que la moneda se devaluó con el famoso cambio de los tres ceros en los billetes mexicanos, es totalmente falsa esta información. La decisión de eliminar tres ceros fue para la simplificación de la contabilidad nacional. No obstante, desde 1980 se habían presentado distintas crisis económicas que obligaron a los gobiernos a emitir cada vez billetes de mayor denominación; es decir, las cosas costaban más caras y los billetes no eran suficientes para adquirirlas.

En 1993, durante el gobierno salinista, comenzaron a circular varios spots en la televisión y en la radio anunciando la llegada del nuevo peso. Empero, no fue sino hasta 1994 que las instituciones bancarias y empresas quebraron, reflejándose en las cuentas de millones de mexicanos. A partir de este hecho, la moneda mexicana no ha podido levantarse.

No es ajeno a nosotros la palabra devaluación cuando la pérdida de valor de la moneda de un país sale a flote en noticieros, periódicos o informes gubernamentales. Quizá lo asocies con momentos históricos en países como México durante principios de los años noventa o Venezuela durante la última década. ¿Pero en realidad entiendes qué es la devaluación?

Lo primero que tienes que entender es que la devaluación es una situación financiera que hace referencia a la disminución del valor simbólico de una moneda frente a otras divisas internacionales. Esto quiere decir que la moneda local se debilita frente a una moneda extranjera.

La moneda en sí no tiene un valor en específico. Dicha valoración se la da las riquezas que tiene un país, por lo que la moneda sustituye un valor real, sin valer en sí misma. A esto se llama moneda fiduciaria. El banco central de una nación es quien respalda y da el valor por medio de las reservas que administra.

Sin embargo, los factores que provocan la devaluación de la moneda son varios. Por ejemplo, el aumento en la cantidad del dinero que circula sin hacer crecer las riquezas del país; es decir, que el dinero no puede ser respaldado por las reservas y, por lo tanto, disminuye su valor por una disminución en la exigencia de la moneda local o por un incremento en la demanda de una moneda extranjera. También puede ocurrir por un déficit en el peso comercial, esto ocurre cuando se importa más de lo que se exporta, por la desconfianza en la estabilidad económica de un país, causada por problemas internos de carácter político o social, como endeudamientos o guerras civiles.

Una vez vista la teoría es hora de pasar a la práctica con ejemplos históricos que nos den un panorama sobre la devaluación.

Conocer (bien) la situación de Venezuela

Venezuela es otro caso interesante para explicar la devaluación. Ésta comenzó en el año 1929 durante el gobierno de Juan Vicente Gómez, dejando el bolívar en 3,90 Bs por dólar, después de haber estado en 3.35 Bs por dólar. La situación fue sugerida por Estados Unidos para conseguir el petróleo más barato. A partir de su primera devaluación le siguieron varias más. En una sola ocasión se recuperó la moneda y se mantuvo gracias al gobierno de Eleazar López; pero en los demás años se volvió a devaluar debido al golpe de estado en 1958, efectuado por las fuerzas militares venezolanas para derrocar al dictador Marcos Pérez Jiménez.

El bolívar frente al dólar.

Como se puede apreciar, este abaratamiento de la moneda ha sucedido por cuestiones de inestabilidad política del país y por la intervención de EE.UU. En la actualidad el gobierno enfrenta la peor devaluación dejando su moneda comprometida frente al dólar, el costo de un dólar está cerca de 4 millones de bolívares.

Es cierto que las devaluaciones pueden ser más o menos predecibles de acuerdo al sistema cambiario de cada país; sin embargo, los especialistas sugieren que en caso de experimentar alguna, las personas pueden mantener su economía y hacerle frente a la crisis:

  • Preferentemente tener el dinero en bienes, en lugar de la moneda circulante.
  • Moderar los gastos y planear con anticipación las compras.
  • Consumir productos locales, esto te ayudará a preservar tu dinero frente a los productos extranjeros.

Te puede interesar

Deja un comentario

NEWSLETTER

Suscríbete y recibe información exclusiva sobre nuestras novedades editoriales, promociones, descuentos y más beneficios.

LogoFooter

Política de privacidad © 2021 Larousse. Todos los derechos reservados